viernes, 23 de marzo de 2018

¡Al rico crespillo!

     Este año nos hemos adelantado tres días a la virgen de marzo. Aprovechando la visita de los niños de infantil, nuestros cociner@s se han puesto manos a la masa y a la sartén. 
     Como ya os hemos contado en alguna ocasión, el 25 de marzo era tradición hacer crespillos con el aceite de la nueva cosecha. María de casa Toñó, les ha contado el origen religioso de esta costumbre. Se dice que el día de la Encarnación la virgen se quedó embarazada para dar a luz 9 meses después, en diciembre coincidiendo con la recogida de las aceitunas.  Es realiza ese postre como símbolo de las fertilidad de las oliveras para asegurar una buena cosecha en el próximo invierno.
     El crespillo es un postre que se elabora con huevos, cocimiento de naranja, anís, ázucar, leche, harina y borrajas. La masa  sirve para rebozar los crespillo que se fríen en el aceite de oliva.
     Os dejamos las fotos del proceso de elaboración y de la mirada atenta de los niños.

                                                                      VER FOTOS


No hay comentarios:

Publicar un comentario